Torre de Milana o Milanesa

La Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Piedad es el edificio más representativo de la Moraleja. Está situado en el centro de la localidad y  fue construido en el siglo XVI en mampostería y cantería.

Es una parroquia de estilo renacentista y destaca por su torre, por ser la mejor conservada del edificio. Dicha Torre tiene tres cuerpos separados por cornisas.

Cuenta con la talla de la Virgen de los Desamparados del s. XVI, otra de San Ramón Nonato del S. XVII, una píxide de plata, es una pequeña caja redonda utilizada para guardar el Santísimo Sacramento o para llevar enfermos y tres pinturas de Pablo Lázaro: el descendimiento, Ecce Homo y Jesús con la cruz a cuestas.