Subida a La Ermita Nuestra Señora de La Peña

Tiempo de recorrido: 2 h. 45 min.

Kms: 9 km.

Desnivel: 282 m

Dificultad: Media

Salimos de la carretera que va de Perales del Puerto a Cilleros en el punto kilométrico 2,8. Continuamos todo recto, sin desviarnos en ninguna bifurcación, entre praderas, dehesas de encinas o alcornoques y bajo grandes fresnos, en los lugares más frescos. Las vistas sobre el valle del arroyo de Valdelaseras se van haciendo cada vez más amplias y más bellas. Llegamos así hasta el cruce con el camino que sube a la Ermita de la Peña, ahora cementado. Torcemos hacia la izquierda, y pocos metros después el camino, que continúa cementado hace un giro brusco a mano derecha. Cruzamos el arroyo de Valdelaseras a partir del cual el recorrido se va haciendo cada vez más abrupto. El bosque de robles entre el que circulamos se va espesando y se van dominando poco a poco las vistas sobre el valle. Siguiendo el cemento llegamos hasta una explanada con un gran chozo circular de piedra que se ha construido recientemente. Desde aquí las vistas son espectaculares tanto hacia los llanos de Moraleja como hacia la Sierra de Gata, divisándose también varios núcleos de población: Perales, Moraleja, Hoyos… A la derecha parte una senda que entre el bosque y grandes bolos graníticos de mucho encanto, nos lleva hasta los restos de la antigua ermita. De ella, aún se conserva su bóveda de cañón con hermosas nervaduras, belleza que se incrementa por el misterio que sugiere su integración con la naturaleza en este lugar tan apartado.