Finca La Ramallosa

 

Bienvenidos a nuestra Finca La Ramallosa… disfrute de la naturaleza en estado salvaje, viaje en el tiempo a siglos pasados descansando en los rehabilitados y confortables caseríos centenarios y acérquese a las estrellas en uno de los cielos más claros de Europa. Y hágalo en compañía de su pareja, disfrutando de un ambiente bucólico y romántico, al calor de la chimenea, o  con sus hijos y amigos, pasando unos días en el campo y disfrutando de la naturaleza.

El centenario caserío de “La Ramallosa” consiste en una serie de bellísimas construcciones de piedra de más de un siglo de antigüedad, que forman una pequeña aldea, con el horno donde se cocía el pan, la era para trillar el cereal, la “chafurda” o zahúrda del cochino etc. Un lugar mágico donde antaño vivieron las familias que trabajaban las tierras del “patrón”. Cinco pequeños caseríos rehabilitados con mimo y estilo, donde la rusticidad no está reñida con la comodidad, que permiten disfrutar de la maravillosa experiencia de vivir como se vivió en el campo en épocas pasadas.

Cinco caseríos con diferentes configuraciones y capacidades, cada uno de ellos con un estilo propio que respeta sus orígenes y en los que se ha cuidado, tanto la decoración, como la comodidad y los servicios.  

  • Los Alcornoques es un caserío suite para dos personas y quizá el más romántico, ideal para parejas con algún bebé o niño pequeño. Cuenta con una habitación doble con cuarto de baño, cuarto de estar adjunto y salón con chimenea, perfecto para disfrutar de una copa de vino en frente de la chimenea. Hay suficiente espacio para incluir una cama supletoria o una cuna.
  • Los Olivos es otro caserío doble y tiene dos alturas, cuenta con un dormitorio doble en la planta de arriba, y salón con chimenea y baño en la planta de abajo. También resulta muy romántico para parejas, podrás contemplar el fuego abajo desde la cama o disfrutar de un buen libro de la biblioteca que hay en el acogedor salón.
  • Las Encinas es un caserío mediano, cuenta con dos habitaciones dobles, una habitación con cama de matrimonio y un coqueto vestidor para la ropa, y otra habitación con dos camas, salón con chimenea y baño.
  • Los Robles es uno de los caseríos más grandes, con mucha piedra y magia en su interior, con vistas a la piscina y al horizonte infinito de olivares y dehesas. Cuenta con dos amplias habitaciones dobles con chimenea, una habitación con cama de matrimonio y otra habitación con dos camas, un gran salón con chimenea y baño.
  • Las Jaras es otro de los caseríos grandes, al pie de los olivares, muy cómodo para leer y disfrutar de la tranquilidad y el espacio. Cuenta con dos amplias habitaciones suite dobles con chimenea, una habitación con cama de matrimonio y otra habitación con dos camas, un gran salón con chimenea, cómodos sofás, rincones con butacas y baño.

La piscina, exclusiva para clientes, se encuentra abierta durante toda la temporada.
Se aceptan animales.

Busca disponibilidad

Cargando

 

Contacta con nosotros

Su nombre (requerido)

Su e-mail (requerido)

Asunto

Su mensaje