Ermita del Cristo de La Misericordia

Con una magnífica portada del S. XVI atribuida a Pedro de Ibarra, esta ermita recuerda por su arquitectura a las típicas sinagogas judías.

El arquitecto fue Pedro Ibarra, cuya inequívoca firma, se reconoce en la parte superior, en el entablamento con friso de cruces y arquillos de las dos construcciones. Destaca en la Ermita su portada, mezcla de arco y dintel en la que resalta un tímpano triangular muy apuntalado.