Casco Histórico De San Martín de Trevejo

El casco histórico de San Martín de Trevejo es declaro bien de interés cultural sus construcciones típicas de adobe y piedra.

La arquitectura popular se caracteriza por sus fachadas con muros de piedra en su parte inferior y dos pisos altos en voladizo sobre fuertes canecillos de madera. Sus paredes están revocadas y encaladas o son de adobes con entramado de madera.
Las casas tienen elevadas escalinatas graníticas para el acceso al primer piso, adentrándose sus peldaños hacia la vía pública. Desde el primer piso, la fachada se adelanta, sosteniéndose sobre fuertes mensulones de madera, con sus bordes labrados, formando modillones y otras figuras, como pueden ser cabezas y rostros humanos. El piso más alto suele contar con balcón corrido de madera. En lo más alto se enmarca la casa con un pronunciado alero formado por tablas y maderas.
El número de casas con fachadas revocadas y las que tienen entramado de madera, es muy similar. En estas últimas se utiliza adobe o ladrillo para conformar los muros entre los listones de madera. Junto a las puertas de acceso a las viviendas suelen abrirse grandes portalones, que comunican con las dependencias agropecuarias.


En el medio de la Plaza existe una fuente de 1.888 y en uno de los ángulos aparece una Torre-Campanario de sillería granítica realizada en el S. XVI, que conserva en su parte media el escudo de armas de Carlo V. En uno de los ángulos se levanta la torre y campanario que antaño sirvió como cárcel.

En dos de sus lados se abren soportales construidos por estructuras adinteladas, casi todo de madera que descansan sobre fuertes y recios pilares graníticos con grandes zapatas del mismo material.

En la plaza de San Martín de Trevejo destacan antiguas construcciones cargadas con historia, como la Casa del Comendador. Con fachada de sillería granítica, ventanas adinteladas y puertas de medio pie con largas bóvedas.