Camino de Santo Tomé

Tiempo de recorrido: 1 h. 15 min.

Kms: 3 km.

Desnivel: 155 m

Dificultad: Media-baja.

Latitud Inicio: 40,3223

Longitud Inicio: 6,47105

Latitud Fin: 40,3223

Longitud Fin: 6,47105

Tipo: Ida y Vuelta

Época: Todo el año

Desnivel: Medio

Partimos a este sendero desde el final de la calle La Rua de Robledillo de Gata, lugar donde se halla la Piscina Natural de esta localidad. Seguimos de frente dejando a la piscina a un lado, enseguida cogemos un camino a la izquierda y quedamos una carretera a la derecha. Cruzamos el Río Árrago por unos pasiles para tomar el “Camino de Santo Tomé”. Este es un camino estrecho, que discurre paralelo al río durante un trecho, entre castaños y chopos de gran altura. En el primer cruce que encontramos tomaremos el camino de la izquierda y seguimos ascendiendo entre monte bajo, pinos y posteriormente alcornoques. Algunos tramos caminamos cobijados por los árboles y otros más soleados por la baja vegetación. Este camino es un continuo ascenso hasta los restos de la antigua Ermita de Santo Tomé. Durante el trayecto podemos disfrutar de una bella panorámica de exuberante vegetación. Ya casi al final del camino veremos unos bancales de piedra y llegados a un cruce seguiremos de frente para llegar así a las ruinas de la Ermita de Santo Tomé. Iniciamos el descenso a Robledillo de Gata por el mismo camino que hemos traído.