Al Chorreón

Screenshot_2

 

Tiempo de recorrido: 2h. 30 min. (i/v)

Kms: 11,9 km

Desnivel: 20 m.

Dificultad: baja.

Salimos de Moraleja por detrás del colegio de la Virgen de la Vega donde se encuentra la Rivera de Gata. Aquí un espeso arbolado de chopos, alisos y diversas especies de sauces crea un interesante bosque de galería entre el que se oye el canto del mirlo, chochín, lavandera, mitos… Seguimos junto al paseo de tierra que se ha acondicionado a lo largo del río hasta llegar a una tubería protegida por cemento. Cruzamos y pasados unos corrales torcemos a mano derecha para llegar a una pista de tierra construida paralela al río ya un canal. Avanzamos por la pista, viendo a mano derecha los pequeños huertos de regadío donde los paisanos plantan todo tipo de hortalizas para la autosuficiencia y para vender en los mercados cercanos. La pista se va alejando de la ribera del río, cuyo curso sigue adivinándose por el arbolado de ribera, y las parcelas van aumentando de tamaño dedicándose ahora ya a monocultivos: maíz, tomates… Nos desviamos, según las indicaciones, a mano izquierda y llegamos a la carretera de Moraleja-Zarza la Mayor, cruzamos la carretera y seguimos por ella, hacia la derecha, 500 m. hasta el camino que sale a mano izquierda frente a un pequeño edificio- el mini-golf. Por este camino de tierra, seguimos siempre recto, hasta llegar a los pastos de secano desde los que nos asomamos al río Árrago, en concreto al punto denominado "el Chorrerón" donde hay un molino junto a un antiguo puente y una estrepitosa cascada. Para volver, retrocedemos sobre nuestros pasos, hasta el segundo canal que nos encontramos, donde torcemos hacia la derecha. Continuamos, según las marcas de pintura por esta pista de frente hasta encontrarnos a mano izquierda una casa y un puente, que cruzamos para seguir a la izquierda. Continuamos entre las naves del Polígono para salir a la carretera de Moraleja-Zarza la Mayor. Cruzamos y, de frente, pasamos sobre una acequia por una pasarela; a los pocos metros, después de atravesar otro puente nos desviamos a la derecha para desandar el camino hasta otra vez el paseo junto a la Rivera de Gata.